CAS rechaza cautiverio y lamenta muerte de primate en Puerto Wilches, Santander.

 

mono1

 

 

Médicos veterinarios del Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), informaron a la Corporación Autónoma Regional de Santander – CAS, que una ciudadana, residente del Municipio Puerto Wilches, trasladó sin tomar las acciones y medidas óptimas, a una mona aulladora (Alouatta seniculus), ejemplar juvenil hembra, con múltiples quemaduras de tercer grado, causadas, al parecer por choque eléctrico con cuerdas de alta tensión, abandonando la especie en el Centro de Recepción de Fauna del #AMB, dejándola al cuidado de los veterinarios, quienes iniciaron las correspondientes labores para lograr salvar su vida.

Cabe resaltar, que los profesionales de la #AMB le sugirieron a la mujer, reportar lo ocurrido a la #CAS, pero ella, se negó, aclarando que la mona aulladora se encontraba estable de salud, y sus heridas no eran de gravedad.

De acuerdo al diagnóstico clínico veterinario, solicitado por la Autoridad Ambiental de Santander – CAS, se identificó que la mona aulladora presentaba laceraciones en labios, pecho con pérdida total del tejido, miembros anteriores con pérdida del tejido necrosado y putrefacto; miembro posterior derecho con exposición de hueso. Por lo anterior, mediante una junta de médicos veterinarios, y de acuerdo a las lesiones graves de la primate que cursan con infección y necrosis de los tejidos, el cual hace difícil su recuperación, se le realizó eutanasia para evitarle más dolor.

La #CAS rechaza el posible cautiverio y lamenta la muerte de la mona aulladora, asegurando que iniciará una exhaustiva investigación de lo ocurrido, tomando las medidas y correctivos a que haya lugar, recordando a la comunidad que el mono aullador, es una especie altamente traficada, que extraerlo de su medio natural, comercializarlo o tenerlo en casas o fincas, podría acarrear severas sanciones.