La CAS realizará vigilancia y control ambiental a obras de recuperación de la navegabilidad del Río Magdalena

Con el objetivo de conocer a fondo el proyecto, revisar las obras que desarrollará y las obligaciones ambientales a que está sujeta la empresa, funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de Santander CAS, se han reunido en varias oportunidades con representantes del consorcio Navelena encargado de la recuperación de la navegabilidad del Río Magdalena.

Rodolfo Sánchez Ruiz, Coordinador de la Línea de Recurso Hídrico de la CAS, explicó que en las reuniones que han sostenido, se ha socializado de manera resumida el proyecto, pero se ha solicitado que se presenten todos los pormenores de las obras, que se realizaran a lo largo de los aproximadamente 200 kilómetros de río que se encuentran en jurisdicción de la Corporación, entre los municipios de Puerto Wilches hasta Cimitarra.

Es una prioridad de la Directora General de la CAS, Flor María Rangel Guerrero, conocer, revisar y analizar los impactos ambientales que se pueden generar con este proyecto, que por ley no está sujeto al trámite de licencias ambientales, por ser un proyecto macro a nivel nacional, agregó Sánchez Ruíz.

Dijo además que igualmente en una próxima reunión, "estaremos buscando un instrumento que nos permita como la norma lo establece, hacer vigilancia y control a las obras y poder revisar a fondo los temas relacionados con los permisos de ocupación de cauce y demás permisos asociados".

Mejoramiento de la navegabilidad en el río Magdalena

A lo largo de 256 kilómetros del río, entre Puerto Salgar y Barrancabermeja, se construirán más de 160 obras civiles de encauzamiento, lo que permitirá que el río quede con 7 pies de profundidad las 24 horas del día para la movilización de convoyes de hasta 7.200 toneladas.

El proyecto cubre adicionalmente, actividades como el mantenimiento de dragado, el monitoreo satelital, la interventoría, la gerencia del proyecto y los gastos de compensación predial y ambiental.